Delante de las canas te levantarás
Y el rostro del anciano respetarás.

Ver respuesta

Híseme de huertos y jardines
Y plante muchos árboles frutales
Hiseme de vacas, ovejas, oro y plata
Y también de instrumentos musicales.

Ver respuesta

Todo lo que en la escritura está
es bello y todo es cierto.
¿y que pueblo paso,
cuarenta años en el desierto?

Ver respuesta

Delante de Dios estoy,
entre cadenas metida,
ya me suben, ya me bajan,
ya estoy muerta, ya estoy viva.

Ver respuesta

Iglesia chiquitilla,
gente menudilla,
sacristán de palo
y no lo aciertas en un año.

Ver respuesta

La última soy del cielo,
en Dios el tercer lugar.
Me encuentras siempre en navío
y nunca estoy en el mar.

Ver respuesta

En el monte se crió
y en el altar acabó.

Ver respuesta

¿Quién dijo estén juntos
y practiquen siempre la oración,
y esperen que la promesa del Padre
se cumpla en su corazón.

Ver respuesta

¿Quién fue el peor "músico"
En toda la historia Bíblica?

Ver respuesta

Verde soy,
verde nací,
verde fue mi nacimiento
y luego vine a tener
con mi Dios siempre el asiento.

Ver respuesta

Hablaron mal de su hermano
y ella de lepra se enfermó.
Más el arrepentido
De su hermano el perdón buscó.

Ver respuesta

Era insensato y mezquino,
Y el infierno fue su destino.

Ver respuesta

Es grande
Y muy hermosa,
Y un día habitará
En ciudad gloriosa.

Ver respuesta

¿Quién fue el mejor ajedrecista de la historia de la humanidad?

Ver respuesta

Piensa y lo adivinarás:
¿qué tiene Adán delante
que Eva tiene detrás?

Ver respuesta

Fueron engañados
por una mujer impía
y también fornicarios y
practicantes de idolatría.

Ver respuesta

Soy la redondez del Mundo.
Sin mí no puede haber Dios.
Papas y Cardenales sí.
Pero Obispos no.

Ver respuesta

Escucha las palabras de un sabio,
Que ya estaba un poco molesto.
A la risa dijo: enloqueces,
Y al placer, ¿de que sirve esto?

Ver respuesta

Dama con pendiente
que toca deprisa
para que la gente
no pierda la misa.

Ver respuesta

Dios te ha dado riquezas,
Pero muchas en verdad.
Pero no disfrutas lo que tienes,
Es grande tu enfermedad.

Ver respuesta

Era príncipe de los publícanos,
Pero bajo de estatura.
Ansiaba ver a Jesús,
Aunque fuera de las alturas.

Ver respuesta

Dos hermanos son,
el uno va a misa
y el otro no.

Ver respuesta

En el mundo fui nacida,
pero Dios no me crió.
Si tienes entendimiento,
adivina quién soy yo.

Ver respuesta

Unos decían: es bella tierra
pero traga a sus moradores
¿más quien hizo callar a
estos mal hablados señores.

Ver respuesta

Siete hijos ha la dama,
seis trabajan con ardor,
de la noche a la mañana
ruega el séptimo al Señor.

Ver respuesta

Es cual espada de dos filos
siempre poderosa, siempre pura,
y el Señor Jesucristo,
recomienda su lectura.

Ver respuesta

Acompañó a Pablo
en una gran misión.
Y fue azotado
Sin ninguna consideración.

Ver respuesta

¿Cuál es el colmo de un católico?

Ver respuesta

¿Quién escucho la voz de Dios?
Cuando la zarza ardía.
E inmediatamente obedeció,
Porque el mandato urgía.

Ver respuesta

Compuso tres mil proverbios
con santa dedicación.
Y mil cinco versos,
Por divina inspiración.

Ver respuesta

Tendían mantos y ramos,
Las gentes por el camino.
¿Más quien montaba,
El orejudo pollino?

Ver respuesta

¿Cuál es el ave que no vuela?

Ver respuesta

Dice Jesús: ustedes recibirán
el poder espiritual.
Y en todas partes predicarán
Combatiendo todo mal.

Ver respuesta

Era rey
Por cierto muy elegante.
Y vivía en Basán,
Tierra de gigantes.

Ver respuesta

Había un hombre
entre los fariseos,
que vino a Jesús de noche
manifestándole sus deseos.

Ver respuesta

¿Por dónde se entra por primera vez a la iglesia?

Ver respuesta

Blanquita soy,
hija del mar;
en tu bautizo,
tuve que estar.

Ver respuesta

En Pergamo estaba.
Y allí se le escribió
Para que el amonestara,
A los que se apartaron de Dios.

Ver respuesta

Cinco cabezas,
cuatro brazos
y tres pies.
¿Qué cosa es?

Ver respuesta

Escucha tú mis consejos
dijo un sabio de Sión.
A mancebos distraídos
Que descuidan su salvación.

Ver respuesta

Una cajita de Dios,
se abre y se cierra
y no se marchita.

Ver respuesta

Era gigante,
con más de seis codos de altura.
Y murió de una pedrada,
Que le rompió su cabeza dura.

Ver respuesta

Es una red sin medida,
cuyos nudos no se ven
y duran toda la vida.
De esa red de pescar,
unos quieren salir
y otros quieren entrar.

Ver respuesta

Arquita chiquita,
de buen parecer,
ningún carpintero
la ha podido hacer.
Sólo Dios del cielo
con su gran poder.

Ver respuesta

Era un hombre muy rico,
que vivía en Jericó.
Que cuando arrepentido,
Sus bienes repartió.

Ver respuesta

Buena es la convivencia,
suave como el perfume de una flor.
Que se esparce por el ambiente,
Como el rocío de Hermón.

Ver respuesta

Un hombre vio a Pedro y a Juan,
Que subían al templo a orar.
Y ellos le dijeron en el Nombre de
Jesucristo hoy te vas a levantar.

Ver respuesta

¿Quién será, quién no será, que en todas partes está?

Ver respuesta

Era general de un ejército
hombre de gran valor.
Pero con una enfermedad
Que le causaba dolor.

Ver respuesta

Es bella, de hermosos frutos
y de fuentes cristalinas.
¿Quiénes dijeron esto
de la tierra de Palestina?

Ver respuesta

Calvo sube, calvo sube,
Decían al Profeta, unos jóvenes malosos.
¿Y cuantos de ellos murieron
Despedazados por dos osos?

Ver respuesta

Ya me llevan,
ya me traen,
dándome siempre tormento,
porque el fuego en que me abraso
arde con el movimiento.

Ver respuesta

En el estanque de bethesda,
Un milagro sucedió.
N o fue el ángel, no fue el agua,
Fue Jesús, quien lo realizó.

Ver respuesta

Era un hombre que meditaba,
con profunda devoción.
Poderoso en las escrituras,
Y noble de corazón.

Ver respuesta

Se levantó en el tribunal,
Y al pueblo arengó,
Y al no darle la gloria a Dios.
Engusanado se murió.

Ver respuesta

Una cosa quisicosa,
de ovalada construcción,
todos los hombres la tienen,
pero las mujeres, no.
El Obispo como todos
también tiene dos.

Ver respuesta

Fue un gran evangelista,
que en un carro predicó.
Y a un hombre arrepentido,
En agua bautizó.

Ver respuesta

Yo soy un pobre negrito,
no tengo brazos ni pies,
navego por mar y tierra
y al mismo Dios sujeté.

Ver respuesta

¿Quiénes curaron su mal,
mirando a una serpiente de metal?

Ver respuesta

Se fueron a peregrinar,
ella y su marido también.
Y llegaron a los campos de Moab,
Procedentes de Belem.

Ver respuesta

Una capilla llena de gente.
Un capellán en medio.
Que predica siempre

Ver respuesta

Navegando para Roma,
Un viento los hizo naufragar.
¿Más quien dijo a Pablo,
No temas que todos sa han de salvar?

Ver respuesta

Grande fue su pecado
pero más fea su traición.
Y tres dardos veloces
Traspasaron su corazón.

Ver respuesta

Era pobre,
Y mendigaba pan.
Y cuando murió,
Lo llevaron al Seno de Abraham.

Ver respuesta

Pedro fue apóstol,
San Juan evangelista,
Y en que fiesta murió,
San Juan el Bautista.

Ver respuesta

La duración del Diluvio,
los ladrones de Alí Babá,
lo que se canta en el tute
¿el número lo sabes ya?

Ver respuesta

Era grandote
Y estaba cargado de metal
Y al mismo tiempo era
Un siervo de todo mal.

Ver respuesta

Cincuenta y cinco soldados
en cuerda amarrados van;
los cincuenta piden ave
y los cinco piden pan.

Ver respuesta

Sin ser el padre de Adán,
principio y fin del alma he sido.
En medio del mar
y al final de la tierra
se escucha mi sonido.

Ver respuesta

Somos hermanas cincuenta,
siempre unidas caminamos,
no teniendo lengua hablamos
y ajustamos nuestra cuenta.
Y si en la casa o la venta,
o para la iglesia vamos,
muchos nos franquean sus manos
con mil vueltas y ademanes,
marcándole siempre el alto
a nuestros cinco galanes.

Ver respuesta

Redonda soy como el mundo,
sin mí no puede haber Dios,
Papa y Cardenales sí,
pero Pontífices no.

Ver respuesta

Fue una mujer malvada
empleada de Lucifer
que se decía profetiza
y a muchos los hacia creer.

Ver respuesta

Unas regaderas
más grandes que el sol,
con que riega el campo
Dios nuestro Señor.

Ver respuesta

Fueron diez y ocho años,
Que la enfermedad la esclavizó.
Más cuando la vio N.S.J.C.
Libre al instante ella quedo.

Ver respuesta

Era muy fiestero
Y cuando murió, hubo mucho lamento.
Porque fue lanzado
Al lugar de tormento.

Ver respuesta

Sufrió angustia,
penas y tribulación.
Y murió ciego y encadenado,
Por culpa de una traición.

Ver respuesta

Para unos soy muy corto.
Para otros, regular.
Para los tristes muy largo.
Para Dios, la eternidad.

Ver respuesta

A Dios carne pidieron
carne les dio
después se murieron
y el resto los sepultó.

Ver respuesta

Al dar la vuelta a la esquina
tropecé con un convento,
las monjas iban de blanco
y el sacristán en el centro.

Ver respuesta

La iglesia de barro,
el sacristán de palo,
los monaguillos
verdes y negrillos.
Cuando entra el sacristán,
todos se echan a temblar.

Ver respuesta

¿Cuál es el mejor terreno para papas?

Ver respuesta

No tuvo padre ni madre
y nació siendo ya hombre;
tiene bastantes parientes
y es bien sabido su nombre.

Ver respuesta

Sansón fue el más fuerte
El más sabio Salomón,
El más valiente fue David
Pero, ¿a quién le duro más el corazón?

Ver respuesta

Diez damas,
cinco galanes,
ellos piden pan
y ellas piden aves.

Ver respuesta

Fue proverbista
y también predicador
Fue un poeta sabio
y también gran escritor.

Ver respuesta

Era joven,
artesano y de gran valor.
Después fue rey,
Y un gran compositor.

Ver respuesta

Santa, sin ser bautizada,
mártir, sin saber qué día,
no está conmigo de noche
y conmigo está de día.

Ver respuesta

¿Quién cayó como un bulto,
por quedarse dormido,
en la hora del culto?

Ver respuesta

Muy triste y desierta quedo.
de un hombre su habitación.
Y otro tomo su obispado,
Cuando murió por su traición.

Ver respuesta

Dos con dos garrotes,
dos con dos capotes,
uno en el pesebre acerreando
y otro con el pelindrajo colgando.

Ver respuesta

Un hombre estaba en la cárcel,
Y la iglesia hacia oración.
Y un ángel enviado del cielo,
Lo sacó de la prisión.

Ver respuesta

Nadie lo ha visto en el mundo
y todos hablan de él,
por sus obras lo conocen.
¿Adivinas ya quién es?

Ver respuesta

Durante la noche duerme,
Pues siempre es así.
Y despierta al clarear el alba,
Y lanza sus rayos con frenesí.

Ver respuesta

Estaban atónitos y maravillados,
Cuando el fuego de Dios descendió.
Y a ciento veinte creyentes
El Señor bautizó.

Ver respuesta

Empiezan con uno,
prosiguen con dos,
y el fin de la cuenta
la conoce Dios.

Ver respuesta

De la tierra subí al cielo
y desde el cielo a la tierra.
No soy Dios,
y sin ser Dios
como al mismo Dios me esperan.

Ver respuesta

Cuanto media su cama
Que era de estructura,
Para que soportara el peso,
De este hombre de gran estatura.

Ver respuesta

Cuatro días en el sepulcro
sin latir su corazón.
Y escucha una voz gloriosa
Y sale de su cajón.

Ver respuesta

Primero fue apóstol
y después tesorero.
Y murió ahorcado,
Todo por traicionero.

Ver respuesta

Quién dijo: en el barbecho de los pobres
Existe mucha bendición.
Más se pierde por falta de juicio
Y buena disposición.

Ver respuesta

PDF

Descargue una versión para imprimir de estas adivinanzas.

Adivinanzas Bíblicas y Religiosas.pdf

Más Adivinanzas

Categorias
Tamaño

Más juegos